También conocida como Malintzin, la Malinche o Doña Marina nació posiblemente en Coatzacoalcos, Veracruz, fue entregada a Hernan Cortes, como esclava el 15 de marzo de 1519 por el cacique Tabscoob, junto con otras 19 mujeres, algunas piezas de oro y un juego de mantas, después de que Cortés derrotara a los tabasqueños en la llamada Batalla de Centla. Tras bautizarla e imponerle el nombre de Marina fue regalada a su vez a Alonso Hernández Portocarrero, uno de sus capitanes, pero su importante labor en la historia de Mexico fue por que Cortés descubrió que Malintzin hablaba náhuatl y empezó a utilizarla como intérprete náhuatl-maya, y Jerónimo de Aguilar maya-español.( cautivo maya rescatado por Cortés en Cozumel).
Esta historia inicia en la fundacion de la Villa Rica de la Veracruz siendo La Malinche parte de la interpretacion de las alianzas de Cortes con alunos pueblos tributarios del Imperio Mexica.



Regresar